El marcador simultáneo Dardo

Actualmente, las personas ávidas de una información casi instantánea, sólo tienen que abonarse a un servicio de noticias y cuando ocurre un evento recibe un mensaje SMS en su móvíl, escuchar la radio, ver la televisión o conectarse a internet.
Uno de estos grupos de personas, son los aficionados al fútbol que van a los estadios .

Los inicios

Marcador_dardo.jpgA comienzos de los años 1950, esa necesidad existía, pero los asistentes a un partído sólo se enteraban del resultado de los equipos rivales cuando llegaban a casa y la radio les ofrecía los resultados, y aún pasarían varios años hasta que se popularizasen los transistores.

En Barcelona, algunos promotores ya ofrecían los resultados de la Liga en las principales salas de cine e imprimían en ciclostil unas hojas en tiempo récord, que se vendían los domingos por la tarde.
En 1951, la agencia de publicidad "Dardo" puso en marcha una idea importada de Argentina, que consistía en un enorme panel instalado en los campos de fútbol, donde se informaba de los resultados y mediante unas letras clave, que aparecían en los periódicos locales, se asociaba cada resultado a un partido.
En la temporada 1951-52, se instalaron en los principales campos, excepto en Cataluña que se incorporó en la siguiente temporada (1) de la mano de los promotores barceloneses.

El Auge

Pero el impulso definitivo llegó en la temporada 1955-56, cuando se sustituyeron las letras por anuncios fijos durante toda la temporada (2).
Una sede central en Madrid se encargaba de recoger las novedades y las distribuía por una línea telefónica permanente a las pequeñas oficinas regionales, y una telefonista se encargaba de comunicar los resultados a los encargados de los marcadores en cada campo, que se consideraban sufcientemente pagados entrando gratis al partido.

La decadencia

El marcador simultáneo "Dardo", tuvo su época dorada durante 20 años, hasta que los marcadores electrónicos tomaron el relevo.

Referencias:

  • Artículo de Xavier G. Luque, aparecido en "La Vanguardia" de 12 de Marzo de 2000 (PDF).

Notas:

(1) De hecho, en el campo de Les Corts, el marcador se tuvo que poner en un edificio próximo, pues estaba prohibida la publicidad en el recinto azulgrana.
(2) Los que tenemos edad para recordar esos tiempos, todavía nos acordamos de frases como:"Reloj Duward, reloj perfecto" o "Danone, el mejor yoghourt".